jueves, 26 de abril de 2007

no olvidar...


TERESACARLOS...

Las aguas bajan turbias;
Rojas...
de pura sangre; nomas...
No menos.
Rojas.

Hay rìo revuelto...
y Ellos;
como siempre.
Pescan algo...

Sentados en la costa.
Agazapados.
Escondidos...
miran pasar
el cadàver
del enemigo.

Miran; sin ver.
Calculan... sin sentir.
Su victoria no da derechos;
sòlo cohartadas compungidas.
Declaraciones.
Declamaciones.

Desechos…

Furiosa primavera fugaz del Fuego;
rozò las negras alas del cuervo.

En el dorado ocaso
de los àlamos de otoño;
amanece gris
este largo… infinito…
invierno de nuestro descontento.

El dedo blanco que manda,
descansa aun en el cetro.
Los diez azules que obedecen,
y matan;
hasta ponerse rojos…
hasta volverse negro.

Crispados.
Maniatados.
En la sombra…
Al acecho.

Por un tiempo…

El Chacal que se veìa Lobo,
comera la carroña;
que dejen los veros…

Atenta y Unida
debera andar
la majada…

o dejar de ser
Corderos.

Sin Patrones.
ni peones…

Sin arrieros.

Ni matadero…